lunes, 24 de setiembre de 2007

Mujeres En Pelota


Que bueno que todavía estás aquí y que acudiste a nuestra cita. Empiezo a contarte la historia. ¿Sabías que la mujer no había todavía conquistado su derecho al voto, cuando ya empezó a jugar Béisbol?

Si amiga lectora, solo un año después de que naciera en el 1969 el primer equipo profesional de béisbol de hombres con el nombre de Cincinnati Red Stockings, ya las mujeres jugaban béisbol (1970), conocidas con el nombre de Bloomers Girls.

Ya para el 1875 las personas pagaban para verlas jugar. Estos equipos iban jugando a través de todo Estados Unidos compitiendo con equipos locales, semi-profesionales y ligas menores de hombres, y lo más importante, frecuentemente ganaban.

Aunque eran equipos principalmente femeninos, jugaban dos o tres hombres, generalmente catcher, el short stop y el center fielder. La historia registra que la súper estrella Rogers Hornsby fue uno de ellos; comenzó su carrera con las Bloomers Girls.

¿Quiere decir esto que las mujeres no están aptas para jugar esas posiciones que jugaban los hombres en sus equipos?. De ninguna manera.

Para Jaime Cervantes Pérez, autor consultado, la mujer no sólo es apta para jugar béisbol, sino que “hay muchísimas que psicológicamente tienen la capacidad de un hombre y que si se les cultiva física y mentalmente pueden desarrollarse más que estos”. Dice haber visto pitchar mujeres con la fuerza y la astucia con que ha visto lanzar hombres, ya que cuando se desarrollan en el béisbol muestran una fuerte motivación y grandes habilidades adquiridas en el juego.

Pero eso tiene su precio. Para la mujer desarrollarse en una actividad “masculinizada” como lo es este deporte, es ardua la lucha, difícil el ser aceptada y respetada como una igual dentro del juego, y una odisea el poder descollar en el mismo.

Para las Bloomers Girls, pioneras del béisbol femenino, en una sociedad tan conservadora, en donde la mujer era relegada al papel de abnegada y sacrificada esposa y madre, no les fue fácil abrirse camino en ese mundo hecho por y para los hombres. Iban ofreciendo empleos, aventuras, viajes para las mujeres jóvenes que podían pegarle a la pelota, barrerse, fildear o catchar. Soportaron burlas, desdenes, algunas que otras vejaciones, en fin, el coste a pagar cuando decidimos ser diferentes y adentrarnos en campos que se consideran exclusivos para hombres.

Pero la tenacidad, la pasión por el juego, y porque no decirlo, la valentía de estas chicas se vio premiada. Las Bloomers Girls formaron decenas de equipos, en las que se destacan: Philadelphia Bobeéis, New York Bloomer Girls, Baltimore Black Sox Colored Girls

Entre los logros individuales de las Bloomers Girls merece mención:

  • En 1898 Lizzie Arlington fue la primera mujer contratada, esta jugadora pitcheó un juego para Reading, Pa. de clase A en Atlating League.

  • De 1905 a 1911, Amanda Clement, fue la primera mujer umpire en el beisbol de hombres para Midwestern semi-pro teams.

  • Jackie Mitchell, una de las pocas firmadas para un equipo de Ligas Menores de hombres, ponchó a Baby Ruth y a Lou Gehring en un juego de exhibición.

Precisamente esa incursión en las ligas menores fue lo que decretara la desaparición de las Bloomers Girls. La opinión pública era que ellas eran inferiores al béisbol de hombres y desaparecieron por el año de 1934.

¿Termina así la historia de las mujeres en el béisbol? Claro que no; no cuando la mujer lucha por sus derechos, no con la tenacidad, voluntariedad, la fortaleza y la inteligencia del mal llamado sexo débil.

En nuestra segunda cita, ya te enterarás que sucedió después.

Gracias por acompañarme


Miosotis.

No hay comentarios.: